Imagen cedida por el protagonista

INVESTIGACIÓN:

Ciencia sin retorno

Share Button

“Trabajo como investigador en la Universidad Queen Mary de Londres buscando nuevos tratamientos para inhibir el crecimiento de los tumores y, a largo plazo, contribuir a la cura de la enfermedad más importante del siglo XXI. Llegué aquí porque las posibilidades de continuar la carrera investigadora en España una vez finalizada la tesis doctoral son prácticamente inexistentes. En cambio, Reino Unido es uno de los países europeos que tradicionalmente ha invertido más en investigación, y tiene un sistema I+D+i muy consolidado.

Salir al extranjero es positivo para un investigador; lo realmente duro es que no podamos volver después a nuestro país. Mi intención es hacerlo algún día, pero para eso tienen que cambiar muchas cosas. Además de incrementar el presupuesto destinado a investigación, es necesario que esas partidas estén blindadas ante cambios de gobierno y crisis económicas.

Los políticos no están concienciados de lo importante que es la ciencia para un país porque los resultados de la actividad investigadora sólo son visibles a largo plazo, tardan en llegar más de lo que dura una legislatura. Por otro lado, la sociedad no siempre es consciente del trabajo que hacemos ni de si ese trabajo llega a algún lugar. En eso tenemos algo de culpa los científicos, que no siempre sabemos divulgar nuestro trabajo ni explicar su relevancia.

España necesita una carrera investigadora digna y coherente que permita que, cumpliendo unos mínimos de calidad y productividad, podamos dedicarnos a este trabajo. Actualmente, si en España se forman unos 3.000 doctores al año, solamente 200 pueden continuar la carrera allí. Por eso, cuando alguien dice que nos vamos “buscando aventuras” o que la fuga de cerebros es una leyenda urbana, siento que nos están faltando al respeto. Mientras, la comunidad científica española está cada vez más envejecida porque no se convocan plazas. Es un drama para los investigadores y un drama para el país”.

***

>> José Manuel Muñoz tiene 29 años. Es licenciado en Biotecnología y doctor por la Universidad de Salamanca.

Comentarios

Deja un comentario