Alicia Chamorro, autora de cuentos paliativos infantiles

Imagen: Fran Peris

CUENTOS PALIATIVOS:

Érase una vez

Share Button

“Escribo cuentos paliativos para niños enfermos que pasan largas temporadas en el hospital o que están recibiendo cuidados al final de su vida. Los cuentos son una herramienta para comunicarnos con ellos y entender mejor lo que sienten. Escribo, a fin de cuentas, para que hablemos. En mis cuentos el héroe no es aquel que nunca tiene miedo, sino aquel que lo enfrenta. Intento que los niños entiendan que todos tenemos derecho a tener miedo, más aún a enfermedades como el cáncer, por eso escribo historias de fortaleza, pero también de debilidad.

A pesar de su corta edad, son capaces de entender mucho más de lo que creemos, por eso debemos contarles su enfermedad de manera honesta. Ellos mismos marcan el ritmo de hasta dónde quieren saber, se trata de que los adultos sepamos intuir ese ritmo de acuerdo a su nivel de entendimiento. Pero si hacemos como que no pasa nada, aprenderán que no pueden confiar en nosotros. ¿Por qué están encerrados en un hospital?, ¿por qué no pueden volver al cole?, ¿por qué no pueden jugar con sus amigos? Es evidente que algo está pasando, y los niños lo perciben porque ven que todo ha cambiado: toman medicinas, les hacen pruebas, papá y mamá están angustiados, etc. 

“Si hacemos como que no pasa nada, aprenderán que no pueden confiar en nosotros”

De la misma manera, a un niño que padece una enfermedad sin posibilidad de curación se le puede explicar que se acerca al final de su vida, siempre y cuando se haga en el momento adecuado. Si no habla nunca de la muerte no podemos hablarle nosotros de ella de manera abrupta, pero si nos pregunta si se va a morir no podemos decirle que no, porque seguramente lo pregunta sabiendo que la respuesta es afirmativa. Por otro lado, hay estudios que demuestran que, por lo general, ningún padre que tomó la decisión de decirle a su hijo que se iba a morir se arrepintió. Sin embargo, sí lo hicieron aquellos padres que, con la intención de no angustiar a su hijo se lo ocultaron.

Uno de los retos de los cuidados paliativos pediátricos es conseguir que los pequeños, en lo posible, mueran en casa y no en hospitales, siempre que esa sea la elección de su familia. El tema de la muerte es un tabú y mucho más cuando se trata de niños, pero lo cierto es que en España fallecen más de 3.000 al año y nuestro objetivo y nuestra obligación es que lo hagan padeciendo la menor angustia posible”.

***

>> Alicia Chamorro tiene 31 años y es enfermera de Oncología en el Instituto Jules Bordet de Bruselas. Además, es licenciada en Teoría de la Literatura y Literatura Comparada y autora de proyecto Él cuenta contigo, cuenta tú con él. Actualmente busca financiación para poder ilustrar, grabar y publicar sus cuentos en papel y hacerlos llegar a más niños.

 

Comentarios

Deja un comentario