Magdalena tuvo al hijo de otra mujer mediante gestación subrogada

GESTACIÓN SUBROGADA:

Cuando tuve un bebé para otra mujer

Share Button

“A los 38 años fui gestante para una mujer soltera que no podía ser madre más que a través de gestación subrogada. Yo trabajaba como directora financiera de una clínica dedicada a facilitar la gestación subrogada en aquellos países que lo han legalizado, así que estaba familiarizada con el proceso y había conocido muchas historias de personas que sentían la necesidad de ser padres y no tenían otra manera de conseguirlo. 

Lo más complicado durante el embarazo fue no poder contarle a algunas personas mi situación, porque no sabía cómo se lo iban a tomar. Como gestante, a veces me sentí un poco avergonzada si alguien me felicitaba por el embarazo y yo tenía que explicar que en realidad el bebé no me pertenecía. Por lo demás, recuerdo aquellos nueve meses como un periodo de paz y tranquilidad en los que me sentí protegida y segura porque vivía en un estado donde la subrogación era totalmente legal.

En el momento del nacimiento tuve muchas sensaciones debido a la explosión de hormonas, pero ninguna relacionada con el más mínimo deseo de retener ese bebé para mí. Su verdadera madre estuvo presente en el parto, esperándole con ansiedad y con ojos de amor… y cuando lo cogió en sus brazos, yo lo vi como si hubiera nacido de ella. Para mí no supuso ningún conflicto físico, emocional ni legal. Yo no soy la madre de ese bebé y nunca me he considerado tal, estaba mentalizada de que simplemente era su portadora.

Como gestante subrogada cobré una compensación, pero el dinero no fue mi principal motivación. Es cierto que era madre soltera y que esa compensación me ayudó a cumplir algunas metas, pero tenía un buen trabajo a tiempo completo y la cantidad que pagan por esto no te cambia ni mucho menos la vida. No lo hice por necesidad económica, sino por el deseo de ayudar a esa mujer. Y si una persona quisiera alquilar su vientre sólo por dinero, en ese caso la agencia de subrogación nunca debería considerarla una candidata apta.

A día de hoy mantengo relación con la madre del bebé, siento que siempre tendremos un vínculo y ni aquel embarazo ni aquel parto son algo que quiera borrar de mi memoria. Todo lo contrario, me alegra mucho que de vez en cuando ella me escriba un correo electrónico contándome cosas del niño. Me sienta bien recordar esa etapa de mi vida y me sigo emocionando cuando hablo de ello”. 

***

>> Magdalena Rodríguez es mexicana y tiene ahora 40 años. En los procesos legales de gestación subrogada, las mujeres gestantes reciben una compensación económica de aproximadamente 30.000€.

Comentarios

Deja un comentario