Imagen: Javier R. Burón

HABLAR SIN CUERDAS VOCALES

La voz extirpada

Share Button

“Tuve un primer tumor que los médicos eliminaron con láser, pero después apareció otro bloqueando la cuerda vocal. Entonces me hicieron la laringectomía total y perdí la voz. Después, los médicos me miraron, me hicieron revisiones, pero nadie me enseñó a reeducar el habla. El logopeda no basta. Yo vine a esta asociación para que me enseñaran a hablar sin cuerdas vocales, y ya llevo 13 años en ella ayudando a otras personas. La mayoría ha perdido los dientes por culpa de la radiación de la quimioterapia. Todas las semanas vamos al hospital a visitar a los pacientes laringectomizados y les damos ánimos, les decimos que nos miren, que se puede vivir con esto. Y ayudamos a su familia, que se tiene que acostumbrar a la nueva situación. Mucha gente no conoce esta enfermedad. Como asociación, apenas recibimos ayuda de la Comunidad de Madrid, así que nos apañamos con lo que tenemos. Para sobrellevar la enfermedad tienes que mentalizarte de que puedes salir adelante con esfuerzo. A veces hay que tratar de no pensar. Hay que salir por la mañana, moverse, comer lo mejor que se pueda… y tomarse un vinito de vez en cuando”.

***

>> Julián Rodríguez tiene 77 años y es una de las muchos miles de personas que se ha tenido que someter a una extirpación de laringe. En lugar de cuerdas vocales, tiene una abertura en la garganta mediante la cual respira. Es uno de los voluntarios que componen la asociación ARMAREL.

 

Comentarios

Deja un comentario